facefoodmaglisboa

Barquero. Descubriendo la alta culinaria en bacalao

Barquero. Descubriendo la alta culinaria en bacalao

Barquero © ffmag

Más que un producto, toda una experiencia gastronómica

El término "alta culinaria en bacalao" no es simplemente una etiqueta, sino la culminación de un proceso de elaboración único que redefine por completo la experiencia gastronómica. Desde el meticuloso método de pesca con anzuelo uno a uno, hasta el envasado final en atmósfera protectora, cada paso en la creación de este bacalao es una obra de arte culinaria.

Lomo de bacalao, Barquero. Portugal

Lomo bacalao © Barquero

Lo que hace que este bacalao sea verdaderamente especial es su proceso de pesca. Mientras que muchos optan por métodos tradicionales de "arrastre", Barquero ha abrazado la pesca con anzuelo uno a uno, pesca que se realiza en una zona acotada entre Noruega, Islandia e Islas Feroe. Esta práctica garantiza que el pez no sufra daños, ya que es introducido inmediatamente en piscinas especiales a bordo, evitando el estrés causado por las redes. Esta atención al bienestar del pez no solo preserva la textura de la carne, manteniéndola tersa, blanca y sin rastros de sangre, sino que también marca el inicio de un viaje culinario único.

Barquero ha abrazado la pesca con anzuelo uno a uno

La ultracongelación a bordo, realizada en las primeras horas después de la pesca, es otro componente distintivo de este proceso. A diferencia de otros productores que conservan el pescado en hielo durante días, esta técnica no solo mantiene la frescura, sino que elimina el riesgo de anisakis, permitiendo incluso el consumo en crudo.

La importancia de la sal en la siguiente etapa es crucial. Una vez que el bacalao llega a la planta de procesamiento, comienza el proceso de salazón. A la fase inicial en salmuera durante dos días, le sigue un periodo controlado en sal seca desarrollada especialmente por Barquero, proporcionando al bacalao propiedades únicas en minerales. Este control exclusivo del proceso de curación, sin depender de procesadores externos, evita las variaciones de calidad, garantizando un producto final con el sabor, textura y laminado característicos.

Cocochas de bacalao.

Cocochas © Barquero

 

¿Por qué el bacalao de Barquero no es fibroso en boca?

La respuesta radica en la curación exacta, donde la sal no agota el producto y conserva sus minerales. Después de la fase de curación, comienza el proceso de desalado, utilizando agua a temperatura controlada y un nivel específico de pH, con la garantía de homogeneidad de sal en toda la pieza gracias a la tecnología avanzada de Barquero.

La empresa, arraigada en la tradición familiar asturiana, se enorgullece de su compromiso con la excelencia. Este bacalao "de autor" es el resultado de años de investigación y desarrollo constante, un tributo al tiempo invertido en perfeccionar cada aspecto del proceso.

Los valores diferenciales del bacalao Barquero no se limitan solo al proceso de elaboración. Desde la perspectiva económica, las piezas de lomo equivalen a una ración, simplificando el control de costes y eliminando la variabilidad en el margen de beneficios. Además, su estabilidad organoléptica garantiza que siempre sepa igual, un aspecto fundamental para la fidelidad del cliente.

La optimización del tiempo también juega un papel esencial. Al estar listo para cocinar y ofrecer una duración de 30 días, este bacalao reduce las pérdidas por deterioro del producto, proporcionando flexibilidad y comodidad en la cocina. El envasado en atmósfera protectora no solo mejora la conservación, sino que también preserva el aspecto y la textura apetitosos sin necesidad de aditivos químicos.

Lomitos de bacalao. Barquero.

Lomitos de bacalao © Barquero

Desde el punto de vista nutricional, el bacalao no solo es bajo en grasas sino que también es rico en Omega 3, proteínas de alto valor biológico, vitaminas y minerales esenciales. Pero la verdadera magia se despliega en la nota de cata: una textura suave y cremosa, un sabor delicado y elegante, y una presencia en boca que revela la dedicación a la curación exacta.

Así, el bacalao Barquero no es simplemente un producto, sino una experiencia personal que seduce los sentidos y celebra la excelencia en cada bocado.

Invita a explorar no solo el sabor único del bacalao, sino también la historia y el compromiso detrás de cada pieza, haciendo de cada comida una experiencia culinaria enriquecedora y memorable.

También te puede interesar