facefoodmag
-

Restaurante Can Carlitos

¿Cómo no preferir los destinos de sol y playa? El efecto del mar por sí mismo ya es relajante y acompañarlo de la comida de Nandu Jubany resulta un verdadero deleite. Desde Can Carlitos llega esta oferta de gastronomía de primera y ambiente idóneo para divertirse. ¡No te lo pienses dos veces para visitarlo!

 

Can Carlitos, uno de los mejores restaurantes en Formentera

Can Carlitos Formentera es una joya en materia gastronómica, y cómo no serlo bajo la guía estratégica de Nandu Jubany y su excelente team. Este precioso chiringuito emplazado a orillas del mar en el port de la Savina es una elección insuperable.

Cenar en Formentera tiene un toque mágico y en Can Carlitos eso queda muy bien demostrado. Ver la puesta de sol al tiempo que se disfrutan unas deliciosas tapas es una forma exclusiva para conocer el Mediterráneo.

A finales de mayo de 2016 se inauguró este sitio cautivador a pie de playa con vistas a Es Vedrá. Como todos los restaurantes de Nandu Jubany, goza de un gusto refinado y el modo típico de su buen hacer. A poco tiempo de abrirse en el puerto de Formentera, ya cuenta con la preferencia de los visitantes que llegan por esta región ibérica.

 

La propuesta gastronómica

Can Carlitos tiene un horario de 12 h del mediodía hasta las 2 h de la madrugada, emplean la modalidad non-stop y sirven comida para llevar. Según el propio Jubany, el disfrute de los platos puede iniciarse con tapas de vermut y seguir con un buen arroz. Recomienda los dulces a media tarde y beber unas copas por la noche.

La carta está concebida con pequeñas raciones muy variadas donde predominan los arroces secos, a la llauna y caldosos. De igual modo, sobresalen en el menú las carnes en distintas presentaciones como el exquisito lechón y el pollo a la brasa de leña.

Por otra parte, los mejillones no faltan en la oferta culinaria elaborados con la maestría de los chefs. Esos mismos que preparan la mejor paella de Formentera, un plato que fascina a sus comensales que llegan atraídos por su magnífico sabor. La selección de cócteles y vinos no es menos cuidadosa, complaciendo las preferencias más estrictas.

Para los visitantes que llegan preguntándose dónde comer en Formentera, este restaurante se presenta como alternativa perfecta. Y es que la relación calidad-precio de Can Carlitos hace que reservar se convierta en un hecho posible y gratificante.

 

Los postres de Can Carlitos

Para que la carta quede completa hay que degustar la selección de tapas dulces que se preparan en este sitio. Verdaderas delicias que tienen el sello de uno de los más auténticos restaurantes la Savina.

Es importante decir que todos los postres de Can Carlitos valen la pena. No obstante, merece una ovación su ying yan cheesecake de maduixa y nutella, sin dudas una obra del arte culinario.

Para elaborarlos los cocineros emplean exquisitas obleas pan de Ángel que le confieren una textura inigualable. Tampoco faltan los helados cremosos con frutos y toda una gama superamplia de dulces que animan tanto la vista como el paladar.


También te puede interesar