facefoodmag

Aldilàdelvino, el sueño de los amantes del champagne

Aldilàdelvino, el sueño de los amantes del champagne | FacefoodMag

Angela y Pasquale © ffmag

Una carta de más de un centenar de referencia de champagnes y espumosos franceses e italiano y otros tantos vinos tintos y blancos de aquellos dos países. Un espacio reducido, coqueto y decorado con gusto exquisito. Un ambiente extraordinario, casi familiar; como ya anuncia su nombre, Aldilàdelvino es mucho más que vino. Y es que cuesta imaginar que en espacio tan reducido pueda concentrar tanto glamour. Bueno, no cuesta tanto si se conoce a Angela Montemurno, verdadero corazón que late detrás de dos de los negocios con más personalidad de Formentera.

Aldilàdelvino abrió sus puertas hace unos años a imagen y semejanza de otros dos negocios que su propietaria posee en Milano. Su hijo, que había venido a Formentera a pasar unas vacaciones se quedó prendado de la isla y le propuso abrir sucursal aquí. Dicho y hecho. Hicieron las maletas, se montaron en un avión y llegaron a Formentera. Angela enseguida cayó a los pies de la isla, de la energía que transmite y se pusieron a la tarea de buscar un local para poner en marcha su idea; lo encontraron en Es Pujols. Lo demás es historia.

Champagne

 © Aldilàdelvino

Cuatro años llevan con las puertas abiertas, cuatro años en los que se han convertido en toda una institución y en los que este local se ha convertido en verdadero epicentro de la vida social de la isla durante la temporada estival. Cuatro años en los que, como afirma Angela, “mis clientes se han convertido en mis amigos”. 

Angela Montemurno es el verdadero corazón que late detrás de dos de los negocios con más personalidad de Formentera.

 

No sólo vinos y champagnes

Las mejores fragancias se presentan en frascos pequeños. Esto es un poco lo que ocurre con Aldilàdelvino. Su reducido aforo (en torno a 50 personas) lo convierten en un lugar con un ambiente casi familiar en el que es frecuente que los clientes hablen entre mesas y, sobre todo, con la incombustible Angela que parece estar en todos los sitios atenta a cualquier cosa que necesiten sus invitados para sentirse mejor. La exquisita decoración y la iluminación justa crean un ambiente íntimo que nos transportan en cierta manera a aquellos películas tipo de los sesenta y los setenta tipo “Desayuno con Diamantes”, cuando aún existía el glamour. De hecho, no parecería improbable encontrarte a Audrey Hepburn y a George Peppard brindando con una copa de un buen champagne en una de sus mesas.

Aldilàdelvino

 © Aldilàdelvino

Sin embargo, uno de los hándicap que tenía Aldilàdelvino era que carecía de cocina. Eso se acabó. Y es que acaban de abrir un local casi contiguo (existe otro negocio entre medio de ambos) en el que la milanesa redoblará su apuesta ofreciendo, además de su impresionante carta de vinos y champagnes, una oferta gastronómica acorde. Hablamos, claro está, de una selección de platos frescos y ligeros a base del mejor de los productos. Desde luego no faltarán el menú platos a base de king crab o caviar beluga que tan bien maridan con el champagne. A fin de cuentas, si nos vamos a pegar un capricho es mejor que nos lo peguemos completo.

Y es que acaba de abrir un local en el que la milanesa redoblará su apuesta ofreciendo, además de su impresionante carta de vinos y champagnes, una oferta gastronómica acorde.

 

Angela Montemurno, el corazón de Aldilàdelvino

Luchadora, fuerte, decidida, espectacular, simpática, así es Angela Montemurno, la mujer detrás del éxito de Aldilàdelvino. Nacida en Milán, sus padres era un matrimonio de hosteleros oriundos de Nápoles, al Sur del país. A ella no le gustó nunca la hostelería, sin embargo por esas cosas que tiene el destino un día se vio en la necesidad de abrir un negocio y finalmente decidió abrir un negocio de hostelería. A fin de cuentas era lo que había mamado desde pequeña. Y lo cierto es que parece ser que llevaba el oficio en la sangre porque Aldilàdelvino Milano fue todo un éxito hasta el punto de que hoy en día cuenta con dos sucursales en la ciudad del Norte de Italia. 

Desde que decidió abrir en Formentera, cada verano hace las maletas y se viene a pasar la temporada aquí, ya que dice no haber conocido otro lugar con tanta energía y tantas buenas vibraciones como la isla pitiusa. “Pero,” – apostillo – “en Italia hay un montón de islas e islitas que tienen que ser muy parecidas a Formentera”. “No” – me responde tajante – “No hay nada que se parezca a esta isla en todo el Mediterráneo. Bueno,” - reconoce – “si acaso, quizá un poco Sardegna (Cerdeña), pero no tiene tan buenas vibraciones como Formentera”. Pues va a tener razón, porque para buenas vibraciones las que trae con ella cada año cuando regresa. Y si no me creen deberían darse un salto por Aldilàdelvino.

Angela y Pasquale

Angela y Pasquale © ffmag

También te puede interesar