Comidas típicas de Navidad en España

Mesa decorada para Navidad

Mesa decorada para Navidad

Si pensáramos a qué nos recuerdan las cenas entre familia o amigos, muchos coincidiríamos en que nos evocan a la Navidad, una época en la que salen a flote todos los sentimientos y los expresamos en reuniones. Para muchos, no hay nada mejor que una comida para Navidad en casa para degustar platos de calidad en compañía.

Las fechas más señaladas para estas comidas son Nochebuena, Navidad, Nochevieja y Año Nuevo, cuatro días repletos de eventos que aprovechamos para reunirnos alrededor de la mesa y disfrutar de una comida única.

La gastronomía navideña está llena de platos exquisitos como el pavo, besugo o cerdo, recetas que no solemos comer a lo largo del año y que reservamos para ocasiones especiales como ésta.

En los últimos años la cocina está pasando por una auténtica revolución en la que se incluye todo tipo de alimentos, combinaciones diferentes de lo que hasta ahora estábamos acostumbrados e incluso los encargados de la cocina en Navidad más creativos incluyen técnicas de la alta cocina. Aunque de una forma u otra, entre el listado de recetas de comidas para Navidad y año nuevo nunca faltará un plato de langostinos o un cordero asado, entre otros, platos tradicionales que no pueden faltar en las mesas navideñas, aunque ahora también, utilizando nuevas técnicas como la cocción a baja temperatura o la deshidratación de los alimentos.

Ostras

Ostras

 

Cuándo nacieron las comidas de Navidad

En la Navidad se celebra el nacimiento de Jesucristo y todos los acontecimientos que supuso, pero a pesar de pertenecer a un contexto religioso, muchas personas ateas lo siguen celebrando sin importar realmente el motivo.

Aunque en nuestro país lo asociemos normalmente al cristianismo, en otros países se habla de motivos anteriores. Muchos historiadores hablan de un origen previo a Jesucristo pues ya en la Antigua Roma se celebraban en la misma fecha Las Saturnales. Se trataba de unas fiestas en honor a Saturno fechadas dos siglos a. C., cuya celebración era similar, un festejo en el que predominaba un gran banquete público con entrega de regalos y un ambiente distendido de júbilo.

En esta festividad se celebrar la llegada de más horas solares durante el día, lo que hoy conocemos como solsticio de invierno, antes denominado Sol Invictus.

Sea cual sea el motivo del origen, lo más importante es que es una festividad que se mantiene hasta la fecha y de la cual podemos seguir disfrutando.

 

Platos típicos según la localización

Aunque en las comidas navideñas en España coincidimos en muchos platos, es cierto que en función de cada Comunidad Autónoma, priorizan unas recetas sobre otras.

En las localizadas hacia el Sur, es común encontrarnos con el uso de jamón de Jabugo, sopa o productos típicos del mar dada su cercanía. En la zona de Castilla, es común encontrar el típico cordero al horno y el cochinillo segoviano.

Besugo al horno

Besugo al horno

Si nos vamos más hacia el Norte, como Galicia o Asturias, el marisco se lleva la palma y todos conocemos de su calidad por lo que se exporta al resto del país. En la zona del Noreste, el besugo del País Vasco y Navarra se convierte en el plato principal.

En el litoral del Este, es común ver la sopa de Galets en Cataluña o el puchero de carne de Valencia, apuestan por los caldos en sus menús navideños.

Estos son solo algunas pinceladas de la gastronomía que podemos ver en Navidad a lo largo de toda la geografía española. Afortunadamente podemos beneficiarnos de la calidad gastronómica de España y disfrutar en cada comida navideña, sin importar donde nos encontramos.

 

Cómo decidir qué preparar para la cena de Navidad

Es común que con la llegada de diciembre nos entren los nervios, toda clase de dudas porque no sepamos a ciencia cierta qué menú preparar para estas comidas. Si quieres saber cómo hacer una cena navideña sencilla, a continuación hablamos de algunos aspectos que tenemos que tener en cuenta para que todo sea más fácil:

-Cuidado con el presupuesto: antes de empezar a comprar ingredientes sin parar, será mejor que pienses con qué presupuesto cuentas. Si no lo limitas antes de comenzar, cuando te des cuenta ya habrás invertido un dineral sin haberlo meditado. Es fácil pasarnos sin que lo percibamos, más vale prevenir que curar por lo que medita antes de empezar.

-Ten en cuenta el número de comensales: trata de conocer cuanto antes el número de invitados que acudirán a la comida o cena navideña. De esta forma, podrás comprar lo justo y necesario, además de prepara una cantidad acorde. De no ser así, habrá que desechar mucha comida o bien estar comiendo lo mismo durante varios días, hasta que el estómago diga basta.

-Compra con tiempo: los comercios elevan considerablemente los precios en los días previos a la Navidad, sabiendo que muchas personas compran en los últimos días. Si nos adelantamos a esta subida de precio, ahorraremos una buena cantidad de dinero. Trata de hacerlo con los componentes que se pueden congelar o que pueden aguantar en perfecto estado hasta la celebración.

-Pregunta por los gustos y las limitaciones de los comensales: para no tener que buscar algo para salir del paso en el mismo momento, pregunta a los invitados si tienen algún tipo de alergia, si son veganos o vegetarianos o bien si simplemente no les gusta el marisco, el bacalao o la sopa por hablar de algunos ejemplos. Es sencillo agradar a todos si se conoce cómo hacerlo.

-Acepta ayuda de otras personas: hacer un menú, aunque sea sencillo, de manos de una única persona puede ser agobiante y complicado. Por ello, no tienes que encargarte de todo y a buen seguro que alguno de los acompañantes te prestaría su ayuda sin pensarlo.

Un plato sencillo para tu menú de fin de año en casa

Aunque estamos tratando el tema de forma general de las comidas típicas para Navidad en España, ahora queremos centrarnos en un plato en concreto para que puedas incorporarlo a tu menú, el cochinillo al horno. En estas fechas es complicado encontrar una cena fácil de preparar para Navidad, por lo que ésta puede ser una buena opción y puede que ya se encuentre entre tus ideas para la cena de fin de año.

Cochinillo asado

Cochinillo asado

Los ingredientes que necesitarás son un cochinillo, a poder ser un lechón ya que son más jugosos y su carne con un sabor más suave, dientes de ajo, manteca de cerdo, sal gorda y plantas aromáticas como tomillo, laurel y perejil.

Es normal que dudes en la cantidad de kilos que necesitarás en función del número de invitados. Aunque variará mucho en función de la cantidad de comida anterior y de las ganas de comer de los comensales, aproximadamente se habla de entre 350 y 400 gramos ya que hay que tener en cuenta la grasa que se perderá en el asado y los huesos del animal. Se trata de un valor aproximado a modo de orientación, sabiendo que a nadie le gusta quedarse corto en ocasiones especiales.

En función de los kilos, variará asimismo la cantidad de ingredientes acompañantes. Independientemente de la cantidad habrá que mezclarlos todos (ajo, manteca y plantas aromáticas). Al mismo tiempo podemos precalentar el horno, lo ideal es mantenerlo a 150-160 grados centígrados durante una hora para que en el momento de introducir el cerdo, la temperatura sea regular.

Respecto al cochinillo, hay que limpiarlo de vísceras y grasa si no viene ya preparado de la carnicería. Para que la piel quede después crujiente, es importante secarlo a conciencia antes de introducirlo en el horno. Ayudándonos de un pincel de silicona, se impregna el cochinillo de la mezcla preparada y se introduce en el horno. En la fuente se debe verter un vaso de agua, el laurel y el resto de la mezcla.

Debe mantenerse durante aproximadamente dos horas a los 160 grados anteriores. Por último, si queremos conseguir una piel especialmente crujiente, se debe aumentar durante 15 o 20 minutos a 200 grados justo antes de finalizar el asado. Los tiempos pueden variar en función del tamaño del cerdo.

Añade a la bandeja del horno patatas o verduras que servirán en el plato como guarnición. Utiliza ingredientes diferentes a los más típicos, por ejemplo se puede emplear patata violeta, que le dará un color distinto y una imagen que no estamos acostumbrados a ver. En cuanto a las verduras, puede apostarse por apio, zanahorias, tomate o cualquier hortaliza de la temporada pues cualquiera de ellas le aportará buen sabor al plato.

Lo más positivo de este plato es que al mismo tiempo estarás consiguiendo el plato principal para todos los comensales además de su acompañamiento, aunque no sea una receta excesivamente rápida en finalizarse, en realidad estaremos ahorrando tiempo.

 

Tradición también en los postres

En la mesa, tras los platos principales, no pueden faltar los dulces depositados en una gran fuente repleta de polvorones, turrón y bombones para endulzar el paladar. Además de estos productos, un postre casero suele dar por concluido las comidas típicas de Navidad en España.

Turrón

Turrón

Si ya se acerca la fecha pero aún no sabes que preparar, te comentamos algunas recetas de dulces de Navidad fáciles. Le solemos dedicar mucho tiempo a los platos principales por lo que la preparación de los postres tiene un tiempo limitado normalmente.

Por ejemplo, puedes hacer un flan clásico de huevo o queso, mousse de turrón, de fresa o de limón y como no, prácticamente a todos les gustará una tarta de chocolate, galletas, turrón… como bien dicen, a nadie le amarga un dulce. Son recetas fáciles para sorprender en Navidad y que suelen gustar a todos.

Para los más pequeños, se pueden preparar galletas o muffins con motivos navideños como Papá Noel, un muñeco de nieve, Rudolph… seguro que les encantará y les mantendrá entretenido en una larga velada. Asimismo, pueden ayudarte en su preparación y estarán orgullosos de convertirse en unos cocineros más de la cena de Navidad.

Si eres de los que te encanta el roscón de Reyes, también puedes hacerlo casero y disfrutar de un buen rato en familia tanto para prepararlo como para consumirlo. Se necesitan ingredientes típicos como harina, leche, azúcar, huevos, mantequilla, limón… además de sus reconocibles frutas escarchadas para decorar.

 

Ideas para la cena de Navidad y año nuevo

Tras haber hablado largo y tendido sobre la comida en sí, ahora nos centraremos en algunas ideas para decorar la casa y, en especial, la mesa sobre la que comer o cenar.

En estas fechas, todas las casas españolas están decoradas con los típicos árboles de Navidad y todo tipo de motivos similares. Para cerrar ese círculo decorativo, en los últimos años está en gran auge el decorar también la mesa para dar un ambiente más cálido.

Los tonos rojizos, plateados, dorados y verdes son los más empleados para ello, suelen verse en manteles, servilletas e incluso en la vajilla utilizada. Pueden encontrarse en muchas tiendas de barrio o grandes almacenes que en esta época, adquieren todo tipo de accesorios como salvamanteles, velas, copas y cubertería con motivos navideños.

Con un poco de estilo y gusto por la decoración, será muy sencillo conseguir una decoración tradicional que consiga un ambiente ideal para cenar entre familiares o amigos.

A los más pequeños les encanta esta tarea, la de colocar toda la decoración o hacer figuras con las servilletas y demás para conseguir una mesa espectacular. Disfruta jugando con ellos para obtener una estampa idílica.

Si quieres decorarla al completo pero no quieres hacer una gran inversión para ello, además de tener que guardar después todos los componentes hasta el año siguiente, también puedes encontrarlos desechables. Puede parecerte algo más ‘cutre’ pero existen muchos productos de calidad y de gran belleza que pueden ser muy útiles para decorar tu mesa. Y, no menos importante, después no tendrás que pasar horas y horas limpiando platos, vasos y tenedores sino que todo irá a la basura, preferiblemente a la de reciclado.

No hay que olvidar que estos menús no lo finalizan con los postres sino con un brindis con champagne o un buen cava con el que se brinda por un nuevo año lleno de propósitos y nuevas metas, con el objetivo de reunirse de nuevo todos el próximo año. Las copas para este tipo de bebida son un elemento primordial a la hora de preparar la decoración de la mesa.

Brindis con cava

Brindis con cava