facefoodmag

La borraja, reservorio natural de vitaminas y minerales

¿Qué es la Borraja? propiedades curativas y gastronómicas

Borraja

Cuando hace muchos, muchos años, pisé Aragón por primera vez, tuve la ocasión de probar una verdura prácticamente desconocida en el resto de España, con excepción de Navarra. Se trata de la borraja, y de ella te voy a hablar.


¿Qué es la borraja?

La borraja, cuyo nombre científico es Borago Officinalis, es una planta cuyo cultivo originario procede de Siria, Líbano y Egipto, aunque hoy en día se puede encontrar en todo el Mediterráneo y el Norte de África.

La borraja es una planta que llega a medir hasta un metro de altura y, aunque a simple vista pueda parecerse a un cardo, no tiene nada que ver con éstos. Sus hojas y tallos son de color verdes y, estos últimos, están recubiertos de una serie de pelillos puntiagudos que le dan un tacto áspero.

Pelos en tallos de borraja

Pelos punzantes en tallos de borraja

Como ya señalamos anteriormente la borraja es una verdura prácticamente desconocida en nuestro país, a diferencia de en otros países mediterráneos, como en la vecina Francia donde este vegetal es muy apreciado. En España, el cultivo de la borraja en Aragón o en Navarra es significativo dada la gran importancia que tiene este producto en la gastronomía de estas comunidades.

Además de su uso alimenticio es muy apreciada por su uso medicinal debido a la multitud de beneficios para la salud que tradicionalmente se le suponen ya que su consumo aporta una gran cantidad de vitaminas y minerales.

El calendario de siembra de la borraja comienza a mediados de otoño y su recolecta es en primavera, aunque ciertamente podemos encontrar campos enteros de borraja silvestre.


Cómo cocinar la borraja

De la borraja se aprovecha todo: sus tallos, hojas y flores. Dependiendo de la parte, la prepararemos de una forma u otra antes de cocinarla.

En el caso de los tallos encontramos tres formas de prepararlos de su cocción. Están los que simplemente retiran las hojas y limpian el tallo con agua para eliminar impurezas. Luego, los que retiran la capa exterior para así eliminar los pelos y filamentos que lo recorren. Y, por último, los que utilizan un estropajo para retirar los pelos. De estas tres formas, la tercera no es recomendable pues maltrata el producto.

Una vez preparados los tallos, se pueden saltean, hervir o cocinar al vapor. Dependerá de lo que necesites para la receta.

Por su parte, las hojas de borraja solo necesitarán de una limpieza bajo el agua. Ideal en ensaladas, platos de cuchara, rebozadas y para la realización de un típico postre aragonés: los crespillos.

En el caso de las flores se utilizan en crudo, normalmente en ensaladas y cócteles, o en infusión, aportando su delicado sabor que recuerda al del pepino.

Flor de borraja

Flor de borraja

Cierto es que la borraja normalmente forma parte de otras recetas, de las cuales las gastronomías navarra y aragonesa están plagadas. A mi, particularmente, me encantan salteadas al ajillo con unas patatas fritas, aunque también están excepcionales en revuelto con trigueros y ajetes.

Su sabor es suave y delicado y tiene una gran concentración de agua que una vez la muerdes te inunda la boca refrescándote y llenándotela de sabor. Por cierto, el alto contenido en agua hace que las calorías de la borraja sean ínfimas (21 Kcal por 100gr). 
    

Beneficios y propiedades curativas de la borraja como planta medicinal

Debido a las numerosas propiedades de la borraja, durante siglos ha sido tratada como una planta curativa. Pero, realmente, ¿para qué sirve la borraja como planta medicinal? Pues ello depende de la parte de la planta que usemos. 

Los tallos de la borraja tienen muy poca cantidad de grasa y aún menos calorías. Sin embargo, tienen un alto contenido en vitaminas (A, B1, B2 y D), además de minerales (potasio, magnesio, sodio, calcio y hierro) y es una fuente importante de fibra. Entre los beneficios de su consumo podemos destacar que es un excelente diurético, evita anemias y estreñimiento, mejora la salud de los huesos y la piel, estimula la adrenalina y puede ayudar a reducir síntomas de enfermedades relacionadas con los bronquios. 

Por otro lado, está el aceite, obtenido de las semillas de borraja, y que es muy rico en Omega 3, 6 y 9, ideales para mantener a raya el colesterol y, junto con el ácido palmítico y los numerosos ácidos poliinsaturados que contiene, lo hacen un excelente regenerador celular. Estas propiedades del aceite de borraja lo han convertido en un verdadero elixir desde el punto de vista estético ya que su uso tópico ayuda a reducir las arrugas y a hidratar la piel. 

Cápsulas de aceite de borraja

Cápsulas de aceite de borraja

Por su parte, la flor de la borraja, de un azul intenso y que, además de ser usada en la gastronomía, es usada en infusión por su poder diurético, depurativo y antiinflamatorio. Además, es rica en calcio y potasio.

Por cierto, el uso del dicho de “como agua de borrajas” para hacer mención a algo que se ha quedado en nada, es fruto de un error histórico ya que, originariamente, el refrán hacía mención a la “cerraja”, una planta salvaje parecida a la lechuga y cuya infusión, efectivamente, carecía de consistencia. Nada que ver con la infusión de la planta medicinal de la borraja cuyos usos terapéuticos están bien contrastados.     

Pese a los grandes beneficios de esta planta, su consumo tiene, no obstante, ciertas contraindicaciones. Sobre todo en lo que se refiere a las partes aéreas de ésta (hojas y flores). De hecho, su ingesta regular está desaconsejada durante el embarazo, la lactancia o a personas con problemas hepáticos ya que, en exceso, puede llegar a ser hepatóxico. No obstante, el consumo esporádico aporta, como ya hemos visto, una cantidad ingente de beneficios para nuestra salud.

También te puede interesar