Oliver Peña, chef ejecutivo de ‘Enigma’, participará como ponente en ‘We Are FaceFood’

Oliver Peña, chef ejecutivo de "Enigma" de Albert Adrià

Oliver Peña, chef ejecutivo del restuarante "Enigma". @ ElBarri

El chef Oliver Peña hablará sobre la evolución natural de ‘Enigma’

 Oliver Peña es desde 2017 el chef ejecutivo del restaurante Enigma, de Albert Adrià y el próximo 15 de marzo tendrás la oportunidad de conocerle de cerca, ya que asistirá como ponente al segundo encuentro gastronómico internacional de Ibiza, ‘We Are FaceFood’.

Peña ofrecerá una charla titulada “Enigma, evolución natural”, en la que hablará de cómo ha ido desarrollándose este innovador concepto gastronómico con sello Adrià, así como de su propia evolución como profesional dentro del grupo ElBarri.

 

Oliver Peña: 15 años trabajando con Albert Adrià

Oliver Peña comenzó su carrera en hostelería con solo 17 años, trabajando como camarero. A los 18 comenzó a formarse en la famosa Escuela de Hostelería Hofmann, al mismo tiempo que trabajaba en varios restaurantes locales. En 2004 viajó a Sevilla, donde se incorporó a la plantilla de elBulli Hotel como jefe de pastelería.

Más tarde pasaría por ‘Tragabuches’ y ‘Comerç 24’, hasta unirse en septiembre de 2012 al ’41º Experience’ como jefe de cocina. Allí tuvo la oportunidad de desarrollar su vertiente más creativa, trabajando codo con codo con Albert. Tras el traslado del ‘41º Experience’, llega una nueva oportunidad profesional de la mano de Albert Adrià: ‘Enigma’. A este nuevo concepto gastronómico, Peña se une como chef ejecutivo, y desde entonces desarrolla la labor de dirigir y evolucionar conceptualmente la “experiencia Enigma”.

‘Enigma’ representa la última expresión gastronómica de Albert Adrià en todas sus vertientes: cocina, bodega y coctelería. El local es un laberinto de 700 m2 ideado para generar la sensación de estar dentro de un enigma y envolver al comensal en un ambiente de absoluto misterio.

El restaurante ofrece un único menú compuesto por aproximadamente 40 elaboraciones, en las que predominan los productos del mar y de temporada. El viaje gastronómico tiene una duración estimada de 3 horas y media, dependiendo del número de comensales de la mesa.