Entrevistamos a Javier Marín y Toni Gila de Bedrinks

Javier y Toni, copropietarios de Bedrinks. Ibiza

Javier y Toni

Aunque la historia de Bedrinks es reciente (2016) sus orígenes se remontan a la actividad de Zumos Naturales (1969), la empresa de la que germinó este proyecto. Para dos de las principales caras visibles de la compañía, Javier Marín y Toni Gila (director general y director de ventas y especialista de producto) Bedrinks responde a un modelo de distribución adaptado a las nuevas demandas del sector de la hostelería en la isla. La juventud y dinamismo de su equipo, su afán por ofrecer el mejor asesoramiento a sus clientes y la búsqueda constante de novedades y productos que triunfan en otras partes del mundo, han convertido a Bedrinks en una compañía líder de servicios para el canal Horeca en la isla.


¿Con qué infraestructura y personal cuenta Bedrinks?
Javier: Bedrinks tiene la infraestructura propia de un distribuidor de bebidas, aunque nuestras magnitudes son especialmente altas. Estamos moviendo y gestionando más de tres millones de bultos y eso hace que tengamos unas instalaciones grandes, pero segmentadas por diferentes tipos de productos. No trabajamos de la misma manera el refresco y la cerveza, que el vino y los destilados. En cuanto al personal, en plena campaña de verano llegamos a ser alrededor de 150 personas.

¿Cuál ha sido vuestra trayectoria profesional?
Javier: Mi formación profesional ha estado siempre vinculada al mundo de las bebidas y el gran consumo. Me inicié en el mundo de las marcas de la mano de Chupa Chups, donde trabajé tres años, para posteriormente incorporarme a Pepsico, donde estuve diez años desempeñando distintas posiciones en las áreas comercial y trade marketing, más tarde y junto con más socios, desarrollé un proyecto personal -cerveza Isleña-, y luego me hice cargo de la creación de Bedrinks.

Toni: Yo empecé trabajando en el sector del ocio nocturno en Barcelona. Era propietario de varios establecimientos y creé también una empresa de gestión de eventos. A partir de ahí comenzó mi relación con el mundo de las bebidas y este nexo de unión hizo que acabara en Ibiza en el verano de 2014. Empecé a colaborar con Zumos Naturales, y cuando se creó Bedrinks, me incorporé al equipo.

Ha habido una buena conexión para sacar el proyecto adelante, que es fundamental

Habladnos del binomio que formáis como piezas fundamentales de Bedrinks…
Javier: El binomio Toni Gila y Javier Marín se ha cocido a fuego lento, como los buenos guisos. Empezamos en el equipo comercial desarrollando un determinado tipo de tareas y hemos ido coincidiendo en nuestra visión del mercado, en la manera de gestionar las categorías de productos, en cómo entablar relaciones duraderas y mejorar la confianza con las marcas, con los clientes, con el equipo… Hemos ido confluyendo en muchos de estos temas y para mí está siendo un placer trabajar con él.

Toni: Poco a poco hemos ido evolucionando dentro de la empresa, hemos ido aportando más aspectos a la construcción de la marca y ha habido una buena conexión para sacar el proyecto adelante, que es fundamental.

Cata de vinos distribuidos por Bedrinks. Ibiza

Catando vinos distribuidos por Bedrinks © ffmag

Hablando de proyectos. ¿Cuáles son los retos de Bedrinks para los próximos años?
Javier: Los retos de Bedrinks son muchos. El principal es ser el referente en la distribución de bebidas en Ibiza y Formentera, aunque en Formentera acabamos de empezar y sabemos que es un proyecto de largo plazo. Queremos entablar relaciones duraderas con los clientes y que hallen en nosotros el asesoramiento franco para encontrar lo que verdaderamente necesitan, y si nosotros no podemos facilitárselo, ayudarles a encontrar a quienes puedan hacerlo.

Toni: Queremos convertirnos no solo en un distribuidor, sino en una empresa que ofrezca asesoramiento y soluciones para la hostelería. Ser una especie de “compañeros de viaje”. Contribuir a la formación y profesionalización de los equipos de los establecimientos en cuanto a bebidas, ser sus ‘partners’ en la mejora de su servicio y la calidad de sus productos.

¿De qué os sentís más orgullosos?
Javier: Yo te diría que, de mis hijos, pero en este contexto… Aunque Bedrinks es como un hijo. Me siento muy orgulloso, pero no es un mérito mío, porque esto lo hemos construido muchas personas. Estoy muy contento de ver cómo un equipo pequeño ha ido agrandándose con la incorporación de mucha más gente. No era fácil y las apuestas no pintaban bien. Hemos conseguido que las marcas vean en nosotros una empresa de bebidas que escucha sus necesidades y planteamientos. Tenemos unos estupendos clientes, pero lo que más ayuda es que muchos nos dicen que encuentran receptividad al otro lado. Y eso nos gusta.

Tenemos unos estupendos clientes, pero lo que más ayuda es que muchos nos dicen que encuentran receptividad al otro lado

Sabemos que estáis orgullosos de todas las marcas que representáis, pero si tenéis que destacar algunas ¿cuáles serían?
Javier: Trabajar con Coca-Cola, para mí precisamente, que vengo del otro lado, ha sido un placer. Conocerlos desde dentro, así como su visión y enfoque del mercado está siendo muy gratificante. También con el equipo de Heineken se aprenden muchísimas cosas. El porfolio de champanes es uno de los que más me ha llamado la atención, por la filosofía con la que trabajan, por cómo comprenden el producto y el valor que le dan en el mercado. No es una simple botella de espumoso, es una joya y el discurso comercial debe de ser coherente. También hay bodegas como Arínzano, Abadía Retuerta o Artadi, entre otras, que tienen una filosofía, equipo humano, experiencia y producto que me llaman muchísimo la atención.

¿Un reto para esta temporada?
Javier: Cumplir las expectativas de nuestros clientes en todos los ámbitos. En el comercial y en el servicio, porque con la evolución que está teniendo la restauración de la isla, no es tarea fácil.

¿Qué pensáis de la entrada de los grandes chefs en Ibiza?
Javier: Sin duda es una gran noticia, que complementa y da más brillo a la actual oferta gastronómica, que ya de por sí es de muy alto nivel. En este momento tenemos una oferta culinaria, de ocio y de entorno natural realmente imbatible.

En nuestro equipo hemos incorporado un bartender, para que los profesionales de barra encuentren un interlocutor con su misma sensibilidad y que habla su mismo idioma

¿Habéis notado un gran crecimiento en la parte de coctelería?
Toni: Sí. Hace unos años la parte de coctelería no estaba tan explorada en Ibiza como en otras partes de la península. En los últimos cinco años se ha empezado a apostar por esta coctelería de nivel. Hay gente muy preparada y existe mucho interés por este tema. En nuestro equipo hemos incorporado un bartender, para que los profesionales de barra encuentren un interlocutor con su misma sensibilidad y que habla su mismo idioma.

Productos distribuidos por Bedrinks. Ibiza

Bebidas distribuidas por Bedrinks © ffmag