Entrevista a David Piccioni – Amante Ibiza

David Piccioni, propietario del restaurante Amante Ibiza

David Piccioni © ffmag

David Piccioni “nunca soñó con tener un restaurante”. Sin embargo, tras una intensa carrera como DJ y productor musical, hace una década abrió ‘Amante Ibiza’ con el interés de “compartir su rincón favorito de la isla” con todo aquel que estuviera dispuesto a “disfrutar de las cosas más sencillas”. Si de algo se siente orgulloso, 10 años después, es de la gran familia que ha creado junto al equipo del restaurante de Sol d’en Serra. Y es que, quienes trabajan con él, aseguran que “en ‘Amante Ibiza’ se sienten como en casa”.


¿Por qué cambiaste la música por la restauración?
Nunca tuve ningún interés en abrir un restaurante. No tenía experiencia previa en restauración. Pero estaba completamente enamorado de Sol d’en Serra. Siempre soñé con crear algo especial aquí para brindar la oportunidad a otras personas de descubrir el otro lado de Ibiza y su magia. Mi ambición al abrir el restaurante fue compartir este lugar.

¿Cómo ha evolucionado ‘Amante Ibiza’?
Una cosa que no ha cambiado (ni cambiará) es la naturaleza que rodea al restaurante. La belleza de esta bahía. Creo que es lo más importante de este lugar. En términos de restauración, hemos querido mejorar cada año. En todos los aspectos: desde la comida, bebida, servicio, ambiente, decoración… siempre hay que intentar mejorar. Un negocio que no progresa, muere. Y creo que esto ocurre también con las personas: debemos estar en constante desarrollo. Esa es nuestra mayor ambición.

Siempre soñé con crear algo especial aquí para brindar la oportunidad a otras personas de descubrir el otro lado de Ibiza y su magia

¿Empleáis la temporada de invierno en reinventaros?
Sí, creo que, en Ibiza, si no tuviéramos el invierno todos moriríamos (bromea). El invierno es pura regeneración: es esencial tener un espacio para crear y decidir cómo mejorar y qué se va a hacer durante la temporada. Es como si durante el invierno plantásemos las semillas, en primavera empiezan a crecer y en verano recoges la cosecha y disfrutas de las flores.

Risotto vegetariano de la huerta ecológica con chlorella . Restaurante Amante Ibiza

Risotto vegetariano de la huerta ecológica con chlorella © Juan Sala

¿Qué hay de nuevo en ‘Amante Ibiza’?
Este año hemos redecorado por completo el ambiente, por lo que la imagen es ahora mucho más moderna. Hasta hemos renovado los uniformes del equipo. Y, por supuesto, hemos mejorado el menú. Creo que este año tenemos la mejor propuesta gastronómica de la historia de Amante Ibiza.

Creo que este año tenemos la mejor propuesta gastronómica de la historia de Amante Ibiza

 ¿Cómo puede competir la gastronomía con unas vistas tan impresionantes?
No solo son unas vistas bonitas. Es la presencia de la naturaleza y esa atmósfera tan especial que está presente en este lugar. Creo que la comida tiene que complementar eso. Todo lo que hacemos aquí: la decoración, la comida y el servicio, complementa el espacio, que es la verdadera esencia de este lugar. Nuestra comida es muy simple, pero de una calidad muy alta y todo ello junto es una combinación genial. Tratamos de hacer las cosas simples y naturales. Queremos que la gente disfrute de las cosas más sencillas.

Muchos restaurantes de Ibiza se quejan de lo difícil que es hacerse con un buen equipo. ¿Cómo es el equipo de ‘Amante Ibiza’?
Somos muy afortunados porque tenemos un equipo muy fuerte. El equipo es lo más importante de cualquier organización. Por ejemplo, el chef Carlos Fernández, se unió al equipo hace 10 años. Tenemos unas 6 personas que trabajan con nosotros desde el principio, y la mayoría de la plantilla lleva ya muchos años. Es un gran orgullo, tanto para mí como para el equipo. Somos como una gran familia. Nos conocemos todos y hay mucha complicidad, creo que esto es algo que el cliente siempre percibe.

¿Cómo te describirías como jefe?
Me gusta dejar que mi equipo haga su trabajo. Tengo la suerte de tener muy buena gente trabajando conmigo. Confío en ellos y dejo que hagan a su manera aquello en lo que son realmente buenos.

Tarta de queso con maracuyá. Restaurante Amante Ibiza

Cheesecake con maracuyá © Juan Sala

¿Cuáles son tus mejores recuerdos durante estos 10 años de ‘Amante Ibiza’?
La gente siempre habla sobre las fiestas que solíamos hacer hace algunos años, cuando inaugurábamos o clausurábamos la temporada. Para la mayoría esas fiestas son recuerdos maravillosos, pero no tanto para mí, como organizador (se ríe). Mis mejores recuerdos son las noches de luna llena disfrutando de una buena cena en el restaurante, o las sesiones de cine al aire libre bajo las estrellas… es muy especial.

¿Qué ha sido lo más difícil?
Quizás lo más complicado es llegar cada día y apreciar lo que tenemos. Es muy fácil llegar cada mañana, ver el mar, la vista tan impresionante y tanta belleza… y acostumbrarse a ello. Me empeño en seguir mirando este lugar como si fuera la primera vez.

¿Tienes algún nuevo reto en mente?
Aún seguimos trabajando en el reto que supuso ‘Aiyanna Ibiza’ (la hermana menor de ‘Amante Ibiza’), un segundo restaurante que abrimos hace dos años en cala Nova. Es un restaurante que ofrece una propuesta de comida saludable, mediterránea… La comida es un punto muy interesante, pero lo más especial es la atmósfera: en ‘Aiyanna Ibiza’ se puede respirar la Ibiza de antes. Es un lugar muy ‘cool’ y muy bohemio al mismo tiempo. Y aunque este reto comenzó hace cuatro años, aún continúa, porque crear un gran restaurante en Ibiza lleva al menos tres o cuatro años. Ahora no estamos pensando en nada más porque estamos muy concentrados en lo que estamos haciendo hoy.

En ‘Amante Ibiza’ la decoración, la comida y el servicio complementa el espacio, que es la verdadera esencia del lugar

¿Cómo habéis visto desde ‘Amante Ibiza’ la evolución de la gastronomía en la isla?
En los últimos cinco años ha evolucionado de forma increíble. Cuando abrimos ‘Amante Ibiza’, hace 10 años, me repetía a mí mismo que no podía fallar, porque en Ibiza todavía no había muchos buenos restaurantes, si comparábamos con otras ciudades europeas. Ahora el estándar es mucho más alto. Imagino que en los próximos tres o cuatro años será más y más alto.

Eso supone un reto para todos los profesionales de la restauración…
Yo creo en el poder de la competitividad como algo positivo. Porque hace que todos seamos mejores. Estoy encantado de asistir a esa mejora en la calidad de la restauración en toda la isla.

Vistas al mar desde el restaurante Amante Ibiza

Vistas al mar © Juan Sala