facefoodmag

Ibiza, una isla a todo sabor

Ibiza, una isla a todo sabor

Sandía de Ibiza © Consell d'Evissa

La humanidad está devorando a un ritmo vertiginoso los recursos naturales del planeta. A medida que aumenta la población mundial, se incrementa también el ritmo en que derrochamos los recursos disponibles. La producción de alimentos es responsable de gran parte de emisiones de gases contaminantes, por lo que, apostar por el consumo de productos locales se torna en nuestra mejor arma para preservar la biodiversidad y proteger nuestros ecosistemas, algo que, en el caso de una isla de pequeño tamaño como Ibiza, es tarea fundamental.

 

Producto local 365 días al año

Por suerte, los suelos de Ibiza gozan de gran fertilidad. Esto facilita el cultivo de una gran variedad de cereales, frutas, verduras y hortalizas, además de las labores de ganadería. En primavera, la naturaleza ibicenca nos regala una gran variedad de vegetales purificantes, como las alcachofas, los espárragos, el hinojo, los aguacates o los rábanos. En verano, la isla brinda una gran diversidad de frutas y verduras de variedades autóctonas, como el meló eriçó, la exquisita sandía de Ibiza, los higos, los sabrosos tomates, pimientos, zanahorias, patatas o uvas -entre muchos otros-.

meló eriçó. Melón de Ibiza

Meló Eriçó © Consell d'Eivissa

Con la caída de las primeras hojas de los árboles, es el turno de vegetales como las acelgas, la calabaza, el calabacín, la col, diversos champiñones y setas, almendras, membrillo, piñones, la famosa algarroba ibicenca, la aceituna o el trigo xeixa: una variedad local que se está recuperando en los últimos años y que destaca por su calidad nutritiva, digestiva y menos alergénica, ya que contiene menor cantidad de gluten que el trigo común. Por su parte, el invierno trae consigo productos como las patatas, el brócoli, la coliflor, los puerros, las cebollas, la col rizada, el apio, o los cítricos, como las naranjas y limones. Además, el campo ibicenco también brinda un sinfín de plantas medicinales y aromáticas, como el romero, el tomillo, la manzanilla, lavanda, menta y enebro. Esta gran variedad de plantas dio origen al famoso licor de hierbas ibicencas, elaborado con más de 17 plantas autóctonas que cuentan con IGP (Indicación Geográfica Protegida).

Sobrasada pagesa

Sobrasada pagesa © Consell d'Evissa

Otros productos típicos de la isla son el cordero, la sobrasada, el vino, el aceite de oliva, la sal de las salinas de Ibiza y el pescado local. Además, en Ibiza se elaboran una gran variedad de productos a partir de ingredientes locales, como el queso de cabra, el flaó (un delicioso pastel hecho a base de harina, queso y diferentes hierbas), la ginebra, el vermú, los huevos, infusiones de hierbas, pimentón, siropes, cervezas y licores de algarroba, etcétera.

El auge del producto local es una tendencia imparable hoy en Ibiza. Y ello es gracias a la llegada de una gran variedad de productores que se han atrevido a elaborar todo tipo de productos artesanales de gran calidad en la isla, como los quesos, el café, la cerveza, fermentados (como la kombucha, kimchi o chucrut), chocolate o helados –entre muchos otros-. Consumirlos significa apostar por una alimentación más saludable, además de ser la única vía de apoyar la sostenibilidad de nuestros ecosistemas, la recuperación del campo ibicenco y un futuro más verde para la isla.

Bullit de peix, plato típico de Ibiza

Bullit de peix © Consell d'Eivissa

También te puede interesar