A Mi Manera. El jardín de las delicias

Mateo, propietario del restaurante A Mi Manera en Formentera

Mateo © ffmag

El tiempo se detiene en ‘A Mi Manera’ en el mismo instante en que el comensal cruza la puerta. Fue el primer restaurante con huerto de la isla, pero ‘A Mi Manera’ es mucho más que eso. El “jardín secreto de Es Pla” es fruto de la investigación de la cultura gastronómica de Formentera. Cenar al aire libre rodeado de los cultivos que luego encontraremos como ingredientes en el plato es una experiencia mágica, que ofrece un verdadero viaje a través de los aromas y sabores de la isla.

Ubicado a solo 500 metros de la paradisiaca cala Saona, el restaurante está inmerso en la armonía de un huerto orgánico del que se obtienen sus productos kilómetro cero. “Nuestro huerto es un medio para reconciliarnos con la naturaleza”, explica Matteo Maria Marco Martelli, propietario del restaurante. En este espacio cultivan de forma biológica verduras, hortalizas y hierbas aromáticas, haciendo que la estacionalidad de los productos sea quien dicte la selección de ingredientes de la cocina de ‘A Mi Manera’, y la propuesta gastronómica del restaurante. Una amplia variedad de carnes y pescados gourmet, cocinados de forma sencilla, complementan la carta de ‘A Mi Manera’, creando una oferta de cocina mediterránea basada en el respeto y el cariño a las materias primas de máxima calidad.

Plato A Mi Manera, Formentera

Uno de los deliciosos platos de A Mi Manera

Matteo nació en Crema, un pueblo cercano a Milán, en 1977. Lleva afincado en la isla desde 2005, aunque antes había estado trabajando en Formentera en temporadas de verano desde 2003. Se define a sí mismo como “un loco con un gran corazón”. “Todo el mundo me dice que estoy loco y es cierto”, apunta, “pero creo que, a pesar de mi locura, soy muy buen profesional: la hostelería es un trabajo muy duro y a veces no resulta nada fácil gestionar un equipo de 30 personas. Por eso, siempre busco apoyo eligiendo a jefes fuertes, que me ayudan en todo el reparto del trabajo”, explica.

Nuestro huerto es un medio para reconciliarnos con la naturaleza

El alma de ‘A Mi Manera’ creció en el campo y fueron sus orígenes, el recuerdo de su abuelo y de su infancia en plena naturaleza, lo que le condujo a iniciar el proyecto de ‘A Mi Manera’. Antes de eso, Matteo había regentado durante una década el famoso restaurante Rigatoni, en Es Pujols. Cuando recibió la propuesta de comprar el espacio en el que más tarde se ubicaría su restaurante, enseguida se dio cuenta de que estaba visualizando su sueño. “Me di cuenta de que era el lugar perfecto para crear un huerto. La idea que tenía era unir el huerto con un concepto muy gourmet. Fue muy difícil al principio hacer que la gente comprendiese que ‘A Mi Manera’ no era solo un restaurante para vegetarianos, sino un restaurante gourmet con su huerto, sus gallinas, su campo…”

Fue difícil que la gente comprendiese que ‘A Mi Manera’ no era solo un restaurante para vegetarianos, sino un restaurante gourmet con su huerto, sus gallinas, su campo…

“Creo que ‘A Mi Manera’ ofrece una propuesta espectacular basada en diferentes cosas. No podría destacar solo una”, dice Matteo. “Por un lado, el huerto, que es increíble. Además, cuando entras, tienes un chill out precioso rodeado de una pequeña huerta. Después, puedes disfrutar de nuestra parrilla con carne de Wagyu, combinada con cocina de producto muy simple, pasta fresca casera, pescado de la isla, tomatitos de la huerta… Somos un restaurante gourmet con mucho arte. El diseño aquí juega un papel crucial. El proyecto de interiorismo lo llevó a cabo mi madre, que es una diseñadora muy buena. Esto del arte y el diseño ha traído hasta ‘A Mi manera’ a personas de todo el mundo interesadas en este tema”.

Carpaccio de pulpo. Restaurante A Mi Manera, Formentera

Carpaccio de pulpo

Los comensales de ‘A Mi Manera’ nunca tienen prisa por marcharse. Es uno de los principales encantos del restaurante, que “atrapa” a quienes se adentran en este particular jardín de las delicias. Por eso, ‘A Mi Manera’ cuenta también con un cocktail – bar que completa la propuesta culinaria con una cuidada selección de reinterpretaciones de los grandes clásicos, a través del uso de infusiones e ingredientes propios de la finca. Terminar la velada degustando uno de los deliciosos cócteles bajo un manto de estrellas es la mejor forma de capturar ese agradable sabor de boca que produce la experiencia ‘A Mi Manera’.

 

‘A Mi Manera’ viaja a Ibiza

Tras el gran éxito del concepto ‘A Mi Manera’ en Formentera, este año, el restaurante abre sus puertas también en la vecina isla de Ibiza. Y lo hace de la mano de dos socios a los que Matteo tiene un cariño especial: sus hermanos Gianluca y Chicho. “Ellos viven en Ibiza y siempre que venían a Formentera estaban encantados de cenar en ‘A Mi Manera’. Les gustaba muchísimo. Un día, me llamaron los dos, por separado, y me dijeron que habían encontrado un lugar donde llevar a cabo el proyecto de ‘A Mi Manera’ en Ibiza. Yo les pregunté el precio y en cuanto me contestaron, les dije que no, pero luego lo consulté con la almohada y, cuando me enseñaron el lugar, pensé que, si no lo hacíamos allí, no lo haríamos en ningún otro sitio”, relata.

De este modo, el pasado mes de octubre, los tres hermanos comenzaron a trabajar en esta nueva apuesta. “Estoy muy feliz, porque tengo dos socios que saben hacer muchas cosas diferentes a lo que yo hago: estamos muy unidos y cada uno tiene un papel muy importante dentro de la empresa. Ellos son más técnicos y están más pendientes de la burocracia, del control de la obra, de la ejecución del diseño junto a nuestra madre… Los tres estamos muy felices”, afirma Matteo.

A Mi Manera, Formentera

A Mi Manera, Formentera