Artículo Principal Home

  • We Are Face Food: así vivimos nuestro primer encuentro gastronómico en Ibiza.

    Jesús Trujillo, director de We Are Face Food y de Face Food Mag, presentando a los chefs invitados

    We Are Face Food: así vivimos nuestro primer encuentro gastronómico en Ibiza.

    Llevábamos varias semanas trabajando sin descanso para que, el 9 de marzo, todo saliese tal y como habíamos planeado. 10 profesionales expertos en diferentes ámbitos (producción, diseño, comunicación, vídeo, gastronomía, fotografía…) formaban el “escuadrón” perfecto para garantizar el éxito del primer encuentro gastronómico ‘We Are Face Food’. Una semana después, te contamos los nervios y la ilusión con que vivimos este evento.

    La previsión meteorológica era uno de nuestros principales temores: tras “sufrir” durante varias semanas un tiempo inestable en Ibiza. Pero la mañana del viernes 9 de marzo comenzaba con espesos bancos de niebla, preámbulo de la increíble jornada de sol que nos esperaba. Hay quien nos “acusaba” de haber hecho un pacto con el diablo por ello…

     

    Las horas previas al evento

    Nuestro equipo de producción se encargó de ensamblar toda la infraestructura de ‘We Are Face Food’ la tarde del jueves, sorteando algunos intervalos lluviosos y trabajando contrarreloj. Muchos de los miembros de la familia Face Food Mag procedentes de fuera de la isla habían ido llegando esa misma tarde. Tras recibir a nuestros ponentes, entre los que destacaban cuatro chefs de gran prestigio internacional: Albert Adrià, Rafael Zafra, Miguel Rocha Vieira y Yayo Daporta (que entre todos suman cuatro estrellas Michelin y cinco soles Repsol), y a todas las marcas que participaban en la cita con sus estands, solo quedaba asegurarnos de que todo funcionaba como estaba previsto: sonido, decoración, organización…

    Teníamos un emplazamiento de ensueño, un equipo imbatible, ponentes de lujo y la presencia de alrededor de 30 de las mejores marcas premium del panorama gastronómico internacional, (entre las que destacan Estrella Damm: patrocinador oficial del evento; Triticum, Caviar Paris 1925, Josper, Artic Crab, Oissat bodegas, Aceite Castillo de Canena, Carne de la Finca, GranBlau, International Cooking Concepts, Gin Mare, Koppert Cress, Bedrinks…). Por si todo ello fuera poco, en la lista de invitados figuraban más de 700 nombres: chefs, profesionales de sala, directores de hoteles y restaurantes, estudiantes de cocina… ¡La Face Food Family -como a nosotros nos gusta referirnos a todos ellos- es increíble!

     

    El día We Are Face Food’

    Antes de las 11 de la mañana, los invitados comenzaban a llegar al Agroturismo Atzaró. La primera ponencia arrancaba alrededor de las 11:30 en “La Sala”, de la mano de Bidfood y Guzmán Gastronomía, que habló sobre nuevas técnicas y aplicaciones culinarias. El chef pontevedrés Yayo Daporta inauguraba “La Cocina”: nuestro escenario al aire libre, con su charla sobre gastronomía tradicional actualizada, y explicaba la importancia que su entorno (Galicia) juega en su cocina.

     

     

    Rubén Forcada, responsable de marketing de Estrella Damm en Baleares, tomaba el relevo de Daporta con una breve conferencia en la que explicó el estrecho vínculo que siempre ha unido a Estrella Damm con la gastronomía. En este mismo escenario, le seguía el cocinero sevillano Rafael Zafra (propietario del Restaurante Estimar en Barcelona, y chef ejecutivo de Heart Ibiza), quien logró provocar más de una carcajada entre el público, con una divertida ponencia en la que habló sobre la pureza y sencillez de su cocina, y el gran protagonismo que el producto de calidad tiene en su restaurante.

    Entre ponencia y ponencia, nuestro equipo de producción corría de un lado a otro; nuestros fotógrafos y videógrafos trabajaban sin descanso recogiendo visualmente lo mejor de cada instante; atendíamos a la prensa; compartíamos la experiencia en directo a través de nuestras redes sociales, y aprovechábamos para realizar algunas entrevistas que pronto verán la luz en la web y en la edición impresa de Face Food Mag.

    Tras la conferencia de Zafra llegaba la hora del “descanso”: el momento para disfrutar, charlar, comer, beber, descubrir nuevos productos en los estands de las marcas, disfrutar de la música jazz y del baño de sol que aquel día brindaba.

    El chef portugués Miguel Rocha tenía la misión de devolver a los asistentes a la dinámica de la jornada. Lo hizo con una breve charla en la que habló sobre la gran evolución de la gastronomía portuguesa en los últimos años. Para hacer el encuentro más ameno, decidimos adelantar la ponencia del gran Albert Adrià: de este modo, tras ella, todos los asistentes podrían dedicarse exclusivamente a disfrutar de la fiesta gastronómica.

    Adrià puso el broche final a las conferencias al aire libre hablándonos sobre la parte más importante de sus restaurantes: su equipo. Aseguró que “si quieres tener a los mejores, inevitablemente tendrás que tener a los que más cobran”, y de este modo, presentó una a una a las personas que conforman su equipo humano.

    Tras él, por fin pudimos relajarnos: todo había salido tal y como nos habíamos propuesto, habíamos recibido las felicitaciones de los ponentes, las marcas y asistentes, y también algunas ideas para que nuestro próximo “We Are Face Food” sea aún mejor (gracias por todas ellas). Las noches sin dormir, el trabajo y los nervios, definitivamente merecieron la pena. Desde aquí, todo el equipo de Face Food Mag queremos transmitir nuestro más profundo agradecimiento a todas las personas que hicieron posible que este sueño se hiciera realidad: patrocinadores, ponentes, marcas, asistentes… ¡Gracias a todos!

  • Zela, la mariposa que eligió Ibiza

    Executive chef VICTOR PLANAS, Manager NIEVES CARRIL, Project manager CARLOS BERMÚDEZ, Opening manager PAUL SCAPEROTTO, Zela Ibiza

    Zela, la mariposa que eligió Ibiza

    A finales de mayo saltó la noticia, casi por sorpresa, de la apertura de un nuevo restaurante en Ibiza. El día 24 se inauguró Zela, “un nuevo restaurante consagrado a la cocina de fusión japonesa-mediterránea“, tal y como lo anunciaron sus responsables. Nuevo pero con unos avales que hacen esperar que este nuevo local gastronómico se convierta en visita obligada para los amantes del buen comer. Y es que detrás de este nuevo proyecto se encuentran los empresarios Abel Matutes Prats y Manuel Campos Guallar, socios en el Grupo Mabel y responsables del exitoso restaurante Tatel.

    @Zela Ibiza Bar

    Igual que en el anterior proyecto de restauración, el Grupo Mabel está acompañado en esta ocasión por sus emblemáticos socios: el tenista Rafa Nadal, el jugador de la NBA Pau Gasol y el cantante Enrique Iglesias.
    Si estos ingredientes ya son garantía suficiente para hacer el mejor de los ‚guisos’, al añadir el nombre de Kabuki podemos asegurar la excelencia del proyecto. La oferta gastronómica está diseñada por Ricardo Sanz, chef ejecutivo del grupo Kabuki y poseedor de cuatro estrellas Michelin. El chef español ha sido capaz de elevar al máximo nivel la cocina japonesa en nuestro país, realizando recetas tradicionales niponas con productos del mercado nacional y dando orige a lo que se ha venido a llamar `cocina Kabuki’. Y eso es precisamente lo que ofrecerá el restaurante Zela, una fusión japonesa-mediterránea pero abierta también a otras especialidades asiáticas. El propio chef lo explica: ”A la hora de diseñar esta carta he querido que, por supuesto, estuvieran algunos platos que forman parte de mi identidad culinaria, eso que se ha llamado Cocina Kabuki, pero no he podido dejar de lado algunas influencias de otros países en un establecimiento como Zela en el que sé que habrá una clientela internacional, así como música y ambiente que continuamente demandan nuevas experiencias culinarias. No podemos negar el espíritu globalizador de este proyecto en todos sus aspectos que, a través de Mabel Capital, se puede convertir en el futuro en un plan perfecto para pasar la noche en cualquier parte del mundo degustando la fusión de la cocina japonesa mediterránea”.

    Porque Zela no es solo un restaurante, el local, con capacidad para albergar un total de 180 personas, cuenta con varios espacios: un Cocktail Bar, una barra de sushi, tres privados, dos terrazas de ensueño, un jardín secreto y una cabina de música. Ibiza siempre pide más y los empresarios lo saben, por eso este nuevo espacio, con una ubicación privilegiada en la zona de Talamanca entre Marina Ibiza y Marina Botafoch abrirá hasta altas horas de la madrugada y su oferta incluirá la mejor música en directo.

    @Zela Ibiza Garden

    En un proyecto de esta embergadura nada queda al azar y del diseño de Zela, que debe su nombre a una subespecie de mariposa que habita en la región de Indochina, se ha ocupado Studio Gronda, ”uno de los estudios de diseño de interiores más importantes del mundo, con una larga lista de proyectos como Tatel Miami, Nobu 57, Café Sindal en Mandarin Oriental o Adour de Alain Ducasse. Liderado por el galardonado diseñador Diego Gronda, el estudio ha sabido aunar en Zela la magia y la delicadeza de la estética oriental con la frescura propia del Mediterráneo”, según indicaron en la presentación.

    La nueva apuesta de Abel Matutes y Manuel Campos nace con la idea de internacionalizarse y que mejor sitio que Ibiza para comenzar una expansión mundial. La isla atrae a un público internacional ávido de nuevas experiencias que convierte a este pequeño punto geográfico en el ombligo del mundo durante la temporada de verano. Esto hace que sea el laboratorio de pruebas perfecto para proyectos como el Zela.
    Para ejecutar la carta diseñada por Ricardo Sanz encontramos al chef del grupo Kabuki Víctor Planas que asume una gran responsabilidad al frente de un restaurante que promete crear tendencia. Acostumbrado a trabajar al más alto nivel, hasta hacerse cargo de Zela era subchef en el restaurante Kabuki Abama (Tenerife) con una estrella Michelin, el chef canario es una garantía para llevar a buen puerto un proyecto tan ambicioso. Planas tiene una base culinaria en gastronomía francesa y mediterránea y se formó en Londres en distintas técnicas de la cocina oriental. Toma los mandos de la cocina del restaurante Zela consciente de que será sometido a un continuo examen tanto por la exigente clientela que llega a Ibiza cada verano como por la atención mediática que atraen personajes de la talla de Rafa Nadal, Pau Gasol y Enrique Iglesias.

  • Albert Adriá: “No vendo comida, vendo felicidad”

    Albert Adriá

    Albert Adriá asegura que es un “tío normal” que se rodea de gente normal. Si lees su curriculum parece difícil creerle. Regenta siete restaurantes que atesoran tres estrellas michelin, ha sido nombrado mejor repostero del mundo y es capaz de brillar con luz propia pese a ser el hermano pequeño de un “titán”, como él mismo define A Ferrán Adriá. Pero cuando hablas con él si que ves a un tipo normal, vestido con una camiseta, vaqueros y zapatillas. un hombre amable, sincero, agradable en el trato y jovial.

    FFM: Al cierre de la temporada pasada reconociste que Heart había empezado mal y que necesitaría dos Años para consolidarse, ¿esta temporada será de transición?

    AA: No dije que empezase mal, lo que dije es que no había cumplido con las espectativas. Este año es de transición y de aprendizaje, sí. Sabemos un poco más de lo que se cuece en la isla pero aún así esto es otro mundo, esto es otro planeta.

    FFM: Parece que los Hermanos Adrià están tocados por unA varita mágica, ¿fue este el primer fracAso?

    AA: Un fracaso para nada, nunca lo dije. Llegamos y nos encontramos con todo el verano encima, sin capacidad de reacción. Cuando nos dimos cuenta se había acabado la temporada. Hay que hablar de diferentes Heart del año pasado. Un Heart de junio que no nos enterábamos de nada, un Heart de julio de aprendizaje, un Heart de agosto de confirmación y un Heart de septiembre en el que la gente que vino alucinaba.

    FFM: ¿Qué proponéis para esta temporada?

    AA: Nosotros lo que hemos hecho este año es recoger el testigo, no hemos cambiado, la base es la misma. La premisa inicial era buena, solo hemos añadido lo que la gente nos pedía, y lo que quiere la gente en Ibiza es fiesta.

    FFM: ¿Comer bien es caro?

    AA: Más caro que comer mal. La diferencia entre comer bien y comer mal es el producto y el producto bueno es caro. Es más caro que comer mal. ¿Una buena anchoa es cara? No, vale dinero pero vale mucho más que una mala anchoa. Yo tengo restaurantes que van desde los 40 euros hasta Enigma, que valdrá 250.

    FFM: ¿Qué es la alta cocina?

    AA: Para mí hay dos tipos de cocina: la buena y la mala. Hay una declaración de intenciones cuando hablas de alta cocina, sabes que vas a pagar, pero también exiges unos servicios mínimos. Al final es muy fácil, el juez es el cliente. Aquí viene la gente, si se lo pasa bien volverá, que no, cerraremos. Enigma es alta gastronomía, Heart creo que no. En Heart entiendo que la gastronomía está al servicio global de la experiencia. Hay gente que viene a comer y gente que no le hace ni caso a la comida.

    FFM: Tienes siete restaurantes (tickets, Enigma, Nikkei Pakta, La Vermutería Bodega 1900, La Taquería niño viejo y Heart), ¿cómo gestionas todos esos negocios?

    AA: Heart me lleva casi el mismo tiempo que los otros seis. Ahora voy a estar aquí tres semanas. Yo tengo seis restaurantes en un radio muy pequeño y en el centro tengo un taller externo que pago yo. Es mi equipo personal y nosotros mismos nos hacemos una auditoría a los propios restaurantes. Tenemos una serie de armas para que poder ser lo más regulares posibles y siempre con una tendencia a la mejoría. Creamos conceptos abiertos que no paran de mejorar.

    FFM: ¿Te queda tiempo para algo más que para el trabajo?

    AA: Hay una frase que dice: “Convierte tu hobby en tu trabajo y nunca más trabajarás”. Yo tengo la suerte de que hago lo que me gusta, mi equipo hace lo que le gusta y tenemos, sobre todo, un ambiente de trabajo muy profesional y muy puro. Yo me rodeo de tíos como yo, yo soy un tío normal y los que trabajan a mi lado son tíos normales.

    FFM: Parece que desde hace un tiempo comienzan a reconocer tu trabajo (tres estrellas Michelin, tickets entre los 50 mejores restaurantes del mundo, mejor repostero del mundo) ¿Ha llegado a su máximo nivel?

    AA: Uno no trabaja para recoger éxitos, uno trabaja para ser feliz. Me miro al espejo y digo: “Soy un privilegiado”. Partiendo de la base de que puedo elegir lo que hago, yo hago o deshago. Dentro de mi mundo tengo esa suerte. Ahora en Heart hemos dicho: “Venga le damos la vuelta”. Tomo la decisión de decir ahora va a ser diferente. Es un privilegio. Luego te vienen los reconocimientos. Sin duda tengo mucho más que ofrecer, pero no yo,
    el equipo. El sargento necesita a su batallón y ese batallón, que está en formación, cada día es más y más bueno. En el proyecto que tenemos en Barcelona dentro de tres o cuatro años habremos llegado a un nivel que, como propuesta global, será único en el mundo.

    FFM: ¿Te ilusiona especialmente el proyecto de Heart?

    AA: El que más, porque es algo muy bestia. Mi hermano vino ahora para la apertura y está alucinando. Yo le decía: “Ferran, esto es muy complejo, no es dar de comer. Dar de comer es solo una parte”. Ferran ha estado cinco meses en el proyecto a tope porque vemos el potencial y se va a pasar aquí dos semanas y media, siendo una persona muy ocupada. Es un ejemplo de lo que representa para nosotros Heart. Es el proyecto total, no creo  que pueda haber algo que supere a esto. Esto podría estar solo en dos sitios más en el mundo. Y esa es la idea, que Heart sea una marca tan fuerte que supere al Circo del Sol o Adrià. Tenemos que trabajar para que la gente coja un avión solo para venir a Heart, como nos pasaba en el Bulli.

    La diferencia entre comer bien y comer mal es el producto y el producto bueno es caro.

    FFM:  ¿Tienes algún nuevo proyecto?

    AA: En cuanto salga de aquí voy a abrir Enigma, donde me he jugado todo el dinero que no tengo. Le he puesto tres años de dedicación, de entusiasmo, es un sitio increíble. Quiero abrir una pastelería en Londres y un beach club en República Dominicana porque mejor ir en bañador en República Dominicana que meterme en Dubái a 45o.

    FFM: ¿Ser el hermano pequeño de Ferran Adrià te ha dejado un poco a la sombra o te ha servido para llegar a ser lo que eres en la actualidad?

    AA: Yo elegí mi camino. A mí me ocurrió lo que le está pasando a muchos chicos que ahora están a mi sombra. Ferran tenía un equipo y dentro de ese equipo él era entrenador y cada uno jugaba su papel. Aparte de que yo soy un tío introvertido y de que no me gusta aparecer en los medios, con Ferran, él soportaba todo el peso par que otros pudiéramos estar comodamente trabajando desde la sombra, capitaneados por él. Ferran es un titán.

    FFM: ¿Ha tenido alguna vez celos de su hermano mayor?

    AA: Para nada, seguramente si le preguntas que quién es la persona a la que más admira en el mundo dirá que soy yo y si me preguntas a mí te diré que es él. Estoy encantado porque se merece todos y cada uno de los reconocimientos que le han dado. ¿Sabes el mérito que tiene haber montado en medio de una cala, en un parque natural, un mito? Tuvimos una época en la que no trabajábamos, en la que no venía ni dios a comer, con pérdidas y cada día nos alentaba y logró hacer un mito y tuve la fortuna de formar parte de ese mito. Yo vendo felicidad, no vendo comida. Te aseguro que este proyecto, que este año ya es la hostia, el año que viene vamos a hacer algo único.

    FFM: Viendo tu caso y el de la familia Roca parece que los hermanos pequeños están ‘relegados’ a la repostería.

    AA: Si fuéramos tres hermanos, como los Roca, supongo que uno hubiera sido el camarero -dice entre risas refiriéndose a Josep Roca, el prestigioso sumiller de El Celler de Can Roca. Debo ser de los pocos ejemplos que ha pasado de la pastelería a la cocina y esa transición la he hecho con éxito y llamo éxito a tener los restaurantes llenos, no a los reconocimientos. Tenemos los restaurantes llenos cada día. No quiero tres estrellas con los restaurantes vacíos, yo quiero tener los restaurantes llenos. La pastelería te da unas técnicas, unas herramientas que la cocina no te da porque cuando tu empie- zas a hacer un postre partes de la nada. Para superar barreras tienes que utilizar la técnica, la técnica te da conocimiento y ese conocimiento lo he aplicado a la cocina.

    FFM: ¿Está poco valorado el postre?

    AA: Esto sí que lo he sufrido durante 23 años. Lo que ocurre es que la gente llega agotada al postre, por lo que es muy duro estar trabajando todo el día y que haya gente que no lo valore o sencillamente no le interese.

    FFM: ¿Qué importancia tiene dentro de una comida?

    Es como el final de una película. La película puede ser buena pero si el final es malo, el recuerdo que te llevas es malo. Con la comida pasa lo mismo, un postre puede levantar una comida regular. Aquí, en el Heart, los postres son un espectáculo, son una performance por sí mismos.

     

    SOBRE IBIZA…

    “Quiero darle a la carta un toque ibicenco”

    FFM: ¿Cómo ves el panorama gastronómico en Ibiza?

    AA: Cada vez mejor. Después de sol y de fiesta, ¿que te falta? La competitividad crea calidad. La competencia hace que la gente, cuando sale un sitio que es diferente o mejor, elija ese sitio y el anterior o espabila o cierra.

    FFM: ¿Que le falta a la isla para ser un referente culinario?

    AA: Al final creo que hay lo que la gente pide. Creo que la gente piensa que para comer sofisticadamente alta cocina ya hay otros sitios. La gente aquí quiere otra cosa, está de vacaciones y quiere divertirse. No se me pasaría por la cabeza montar un restau- rante con aires de alta cocina estrellada. La gente quiere algo ligero, divertido, relajado… La oferta que estamos haciendo en Heart es una combinación de todo esto.

    ¿Te gusta la isla? ¿ Tienes tiempo para disfrutarla?

    Sin duda me gusta Ibiza. Es un destino internacional dentro del mismo país. Lo que haces aquí tiene repercusión mundial y está a media hora de Barcelona. Eso para mí es importantísimo. Pero de momento no tengo tiempo, dentro de dos años podré disfutarla. Lo que ocurre aquí no pasa en ningún otro sitio, puede ser que en Miami o en Las Vegas, pero yo no lo he visto en ningún otro sitio y vivo en Barcelona.

    FFM: ¿Usáis productos ibicencos en el Heart?

    AA: Quiero darle a la carta un toque ibicenco ya que estamos en Ibiza. Creo que el mime- tismo con el sitio donde estás es vital para poder tener éxito. Sé que se están haciendo ferias para dar a conocer los productos de la isla. Lo que pasa es que nosotros move- mos grandes volúmenes. He intentado ir a ver a payesas que te pueden traer productos pero no me pueden dar regularidad Ahora estoy viendo si podemos tener tomates de la isla y no tener que traerlos de fuera, porque además es beneficioso para la isla, es beneficioso para todos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies